sábado, 4 de marzo de 2017

Máscaras




Todos tenemos mascaras.

Las creamos a partir de nosotros mismos. A partir de nuestras ilusiones. A partir de nuestros sueños. A partir de nuestras experiencias. A partir de nuestras pesadillas.

Pero las máscaras son reales.
Nosotros las creamos. Nosotros las usamos. Ellas nos crean y ellas nos usan.
Son tan reales como nosotros mismos.

A medida que vamos viviendo, vamos creando las máscaras que nos van moldeando. Vamos interpretando los papeles que se nos van presentando.
Pero, llega un momento en que se estabiliza algo en nuestra vida.
Claro está, la "estabilidad" es simplemente un estado transitorio de relativos pocos cambios entre estados de cambio.
Pero llega un momento así, y convertimos algunas máscaras en nuestras y nosotros nos convertimos en ellas.

Todos tenemos al menos dos máscaras.
Una es la que llevamos para ser "nosotros mismos" (sea lo que sea lo que eso signifique) y en los momentos más íntimos.
La otra es la que usamos en "sociedad".

No obstante, Existen individuos que pueden llevar más.
Máscaras afectivas.
Máscaras de soledad.
Máscaras sexuales.
Máscaras de combate.
Máscaras de apatía.
Máscaras de desesperación.

Algunos llevan sus máscaras de una forma muy poco efectiva. Llegándose a notar excesivamente la separación entre la máscara y lo que hay dentro.
A otros les quedan grandes algunas máscaras y a otros les quedan demasiado pequeñas.
Otros, la mayoría, usan las máscaras que les dicen que deben usar. Y entonces, es la máscara la que dirige toda la vida de la persona.
Otros crean máscaras para las que no están preparados, y al final todo sale mal. Porque o la persona termina rompiendo la máscara por usarla mal. O la máscara toma el poder, y la persona se rompe.

Pero hay otros.
Muy pocos.
Que han convertido el hecho de usar máscaras en todo un arte.
Auténticos MAESTROS DE LA MASCARADA.

Estos individuos (porque no forman parte de la gente), han depurado este arte hasta un grado de maestría fuera del entendimiento de la mayoría.
Pueden usar como mínimo tres máscaras cada día, cambiando de una a otra con increíble facilidad, rapidez y precisión y sin que se note ningún punto de transición.
Además, aprenden con una facilidad pasmosa de otras máscaras y pueden crear y recrear otras máscaras a placer.

Es extremadamente difícil saber que has encontrado uno de estos maestros artistas o, ni siquiera, de darte cuenta de ello.
Es algo tan bien hecho y tan sutil que casi únicamente los maestros pueden darse cuenta de haber encontrado a otro maestro.

Eso sí.
Cuando dos maestros de la mascarada se encuentran es siempre un hecho de una intensidad inimaginable. Digno de catalogarlo como algo místico, algo mágico.
Y las consecuencias de este hecho siempre son profundas.
Ambos maestros aprenderán mucho el uno del otro. Jugarán con sus máscaras. Harán sus mejores demostraciones de habilidad frente al otro.
Y después, ambos maestros habrán cambiado. Habrán mejorado. Habrán descubierto cosas que no conocían.

No os llevéis a engaño pensando que es falsedad.
Nosotros creamos las máscaras para convertirnos en ellas.

No usamos las máscaras para ocultarnos a los demás. Las usamos como el medio para mostrarnos a los demás.

Somos así. Somos nuestras máscaras.
Pensad en ello.
Y, después de leer esto, volved a poneros vuestras máscaras.


sábado, 31 de diciembre de 2016

Hacerse Más Fuerte




Por fin escribo algo!!

Este post se lo debo a mis lectores por sus comentarios, a mis alumnos por su espíritu de superación, a mis amigos por mostrarme mis debilidades y mis fortalezas y a muchos otros por su falta de apoyo y por mostrarme cómo de patético puede hacerse uno mismo cuando dedica su vida a los placeres más simples a las comodidades y a la total y absoluta falta de ganas de ser mejor.

"Hacerse más fuerte" es una frase que puede que se utilice demasiado a menudo, pero que muy pocos saben qué implica de verdad.

Como he dicho muchas veces, uno se hace más fuerte cuando se enfrenta a cosas difíciles, cuando intenta cosas que le superan, cuando hace algo que no había hecho antes en circunstancias menos favorables aun.

Uno, desde luego, no se hace más fuerte haciendo cosas que empiezan siendo muy fáciles y terminan siendo mediocres.
Tampoco se hace más fuerte pidiendo, obteniendo y usando cada vez más comodidades, por supuesto.

El otro día, me disponía yo a entrenar, como hago cada día. No obstante, hacía ya mucho desde la última comida y ésta había sido en extremo frugal. Así pues, mi estómago rugía cuan león en la gran sabana y mi cuerpo se encontraba poco dispuesto a realizar esfuerzos.
Cualquiera me habría dicho que por qué no comía algo y que cómo se me ocurría ponerme a entrenar teniendo en cuenta que apenas había comido.
Yo le habría respondido que porque es lo que debía hacer, ya que así sería más interesante el entrenamiento.

Sin más preámbulos, puse música inspiradora, agarré la kettlebell de 32 kg (mu maja ella) y me propuse subir de repeticiones en press por encima de la cabeza con respecto a mi último entrenamiento.

Ni qué decir tiene que subí de repeticiones en cada una de las series que realicé y que eso me hizo sentir con muuuchas más energías que haber comido en condiciones.

Éste es sólo un ejemplo mío y reciente de muchos que tengo.

Otro ejemplo es proponer ducharte con agua fría en invierno e ir en manga corta al instituto en pleno invierno y mejorar así tu resistencia al frío.

Otro ejemplo, es tener distrofia muscular y conseguir correr en las pruebas de Educación Física 22 minutos seguidos e intentar hacer flexiones y abdominales todos los días, a pesar del dolor que le causara.

O tener esclerosis múltiple y negarte a pasar la vida tomando mierdas de las farmacéuticas, recetadas por retrasados mentales con delirios de grandeza, para evitar los síntomas pero que te dejarían gilipollas, y, a pesar de los dolores de algunos días o de lo difícil que se plantee el día, ser capaz de sonreír y trasmitir buen rollo.

Otro sería, tener una cardiopatía y entrenar cada vez más fuerte y mejor aprendiendo de las debilidades y rodeándolas para seguir adelante.

Etc, etc, etc.

Desde luego ejemplos de "hacerse  más fuerte" no son pasar horas sentado en un sofá mirando subnormalidades en el móvil o, casi que peor, viendo la tele.
Tampoco es buen ejemplo, estar en casa con la calefacción a toda ostia, con una camiseta, dos forros polares, una bata y una manta y decir que tienes frío.

Y tampoco es un ejemplo de hacerse más fuerte, el ir en coche al gimnasio para tirarte 5 minutos cambiándote, 15 minutos "calentando" (que suelen consistir en hablar chorradas con alguien), 30 minutos yendo de una maquinita super guay a otra, y otros 15 minutos haciendo "cardio" en una cinta; y llevar así tres años y seguir siendo un mierda. Eso sí, con muchos "likes" en instagram o retrosandeces así.

Como vengo diciendo desde siempre, y como de eso mismo trata este blog, hacerse más fuerte consiste en superarse de verdad. En todos los sentidos.
No cuando te apetece.
Ni cuando te viene bien.
Ni cuando tienes la equipación más guay y la ropa más molona.

Hacerse más fuerte es aprender de los errores, aprender de las debilidades, aprender de las virtudes, y querer ser más.

Como también suelo decir a menudo (sobre todo en mi trabajo):
"No me preguntéis si puedo hacer algo. Preguntadme cúanto voy a tardar"

Ya sé que ha sido un post muy corto. Pero tenía ganas de intentar acabar el año inspirando a otros.

Espero haberlo conseguido.

Hasta pronto mierdecillas

jueves, 6 de octubre de 2016

Sonreír es Gratis!! La Imbecilidad También!!



SÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍ NENES!!

Por fin me he dignado a escribir y publicar otra chorrada de las mías!

Y es que, trabajar en un instituto de nuevo, me recuerda lo inspirador que puede llegar a ser esto (sobre todo en cuanto a la imbecilidad humana).

Seguro que lo primero que se te ocurre es que me voy a liar a ensalzar las maravillas de los niveles de idiotez a los que están llegando los adolescentes.
A que sí!?

PUES NO!!

Los mayores y más espléndidos niveles de estupidez te los encuentras en los "adultos". Y, como resulta que yo soy el alegre poseedor del don de sacar lo más auténtico y profundo de cada uno, y como lo que más abunda es la imbecilidad, ya han empezado a salir gilipolleces de dentro de algunos seres, como si fueran champiñones!!

Para ilustraros esto, y como hice en aquel bonito artículo "Los Tontos son Cobardes", nada mejor que una historia que, aunque parezca sólo "basada en hechos reales", es completamente real.
Lógicamente, voy a omitir algunos detalles, que podrían dar excesivas pistas, porque nunca se sabe quien leerá esto (y no lo digo por los "adultos", que esos son tan "listos" que no lo pillarían, jejejejej!).

Resulta que hay un "compañero"...
No. Eso está mal dicho.
Alguien que "trabaja" en el mismo...
No. Eso también está mal dicho.

Bueno
Un supuesto "adulto". De esos que según los ves venir, la primera y única palabra que se te ocurre es gilipollas.

Si a eso e añades el hecho de que una de las primeras cosas que le dice a cualquiera ese ser es que tiene una enfermedad grave y que blablablá, y que fíjate que malito estoy, y que se pone muy enfermo cada mes y que casi no puede hablar, etc...
Ya la palabra que se añade a la anterior en tu cabeza es hipocondríaco, o puto memo.

Pues una mañana, me cruzo con él. Y, apercibiéndome del careto de muerto que lleva, con toda la buena intención del mundo, le pregunto lo que él está deseando que le pregunten: "¿Qué te pasa, hombre, que tienes esa mala cara?"

A lo que me responde: "¡Hombre! Pues qué cara voy a tener!? Que estoy muy mal. Que tengo una enfermedad muy grave y me encuentro fatal"

Yo le respondo: "Pero hombre, tienes que intentar tomártelo de otra forma. Poniendo tan mala cara y con esa actitud, no vas a solucionar nada. QUE SONREIR ES GRATIS" (esta última frase la digo mucho últimamente).

Y él, sigue en sus trece: "Hombre! Pues, como comprenderás, no tengo ganas de tener otra actitud ni de sonreír, porque me encuentro muy mal y porque con mi enfermedad que es muy grave, pues no voy a sonreír"

Yo, tonto de mí, continuo: "Pero piensa que hay en el mundo mucha gente que tiene enfermedades graves, y más graves que la tuya, y muchos de ellos se toman la vida de otra forma y sonríen"

Y él: "Pues, hombre! Pues, como comprenderás, yo no voy a sonreír, porque mi enfermedad es muy grave y me encuentro muy mal hoy, y blablabla"

"Vale, hombre. Pues nada. Tu verás. Pasa buena mañana" - Le digo yo. Y nos separamos.

Unos 40 minutos después. En medio de una de mis clases. Llaman a la puerta.
Y es él. Que me pide si puedo salir un momento.

Salgo, pensando que quiere algo importante...

Y me salta:
"Que lo ha estado pensando y que tenía que decírmelo. Que ¿cómo se me ocurre hacer esos comentarios a alguien tan enfermo como él?"
"Que ese sarcasmo, ese cinismo, esa ironía son muy inapropiados"
"Que diciéndole eso de que hay más gente con enfermedades graves a alguien con su enfermedad tan grave, pues que, pues que, pues que le hunde..."

En ese momento. Yo flipando en colores y creyendo que eso es algo irreal. Le corto y le dejo bien claro que de cinismo, ironía y sarcasmo no hay nada. Que simplemente intentaba animarle.

Él, muy gilipollas como ya habéis descubierto, me dice que nunca se le ocurriría a él hacer un comentario así. Porque, a una persona como él, con una enfermedad tan grave, un comentario así le hunde. Que estando tan mal como está, con la fiebre que tiene, decirle eso le hunde. Que a él, ese tipo de comentarios no se le ocurrirían.

Yo, en ese momento, me encontré en la disyuntiva de actuar como soy realmente, o actuar como el maestro que soy en ese entorno donde ocurrieron los hechos.
Obviamente, de haber actuado como soy, ese puto memo se habría ido a casa llorando.
Obviamente, no lo hice. Pero el desenlace fue muy parecido.

Yo le dije que aprendiera a tomarse las cosas como son, no dándole tantas malas interpretaciones a cosas que, encima, van con buena intención.

El ser, por su parte, sigue repitiendo la misma cantinela una y otra vez: que su enfermedad... que le hundo... que se encuentra fatal... etc.
y me dice que me agradecerá que no vuelva a hacerle ese tipo de comentarios.

Yo, con más educación que él, le digo: "Tranquilo, que ya no se me va a ocurrir hacerte ningún otro comentario de nada en absoluto" (puto subnormal)

Resultado:
A pesar de verle pasar el día con algunas que otras sonrisas dirigidas a algunas que otras mujeres...
Se dá de baja al día siguiente!!
Juasjiasjuasjuas!!
Y va para largo!!

CONCLUSIÓN

1- Sonreír es gratis.
2- La imbecilidad es gratis.
3- Cuando un tonto coge una linde...
4- Tengo pupita! Hazme casito! Si no, me enfado y pataleo!
5- Hay que llamar la atención por lo patético que se es.
6- Cualquiera que muestre seguridad en sí mismo resulta ofensivo.
7- Cuando alguien quiere encontrarse mal, se encuentra mal.
8- Para qué pollas te metes a dar clases si, ni te gusta dar clases ni puedes hablar!?
9- Tu crees que está bien ir contando a todo el mundo que te coges la baja cada dos por tres!?
10- Diagnóstico: Gilipollas (total)

Espero que este post compense las expectativas de los lectores que lo echaban de menos.
Y, si no, al menos espero que os haya gustado. Porque es real.

Prometo escribir más a menudo.

Y recordad: La imbecilidad nos rodea.
Tened cuidado a quien queréis dar ánimos.
Y
SONREÍR GRATIS, JODER!!!


miércoles, 27 de abril de 2016

Flexiones Todos los Días


Long, long, long, long time ago...
Venga no.

Hace mucho tiempo que vengo medio preparando este post. Pero, debido a mi cuasi total falta de tiempo con la cabeza despejada para escribir algo sensato, no ha podido ver la luz hasta este momento.

Esto va sobre las FLEXIONES. También llamadas fondos, caídas faciales (sí, lo he leído en un sitio), lagartijas, push ups en inglés, etc, etc.

Es posiblemente el ejercicio más antiguo del mundo, y sólo tiene beneficios.

Pero, vamos a dejarnos de chorradas, y empecemos a hablar con propiedad.


MÚSCULOS TRABAJADOS Y BENEFICIOS

Las flexiones trabajan casi todo el cuerpo y, con especial intensidad, los pectorales y un poquito menos los tríceps y los deltoides anteriores.
Pero cuando el volumen de trabajo es el suficiente, trabajan mucho los abdominales, que se encargan de mantener el cuerpo recto y estable, los cuádriceps, que mantienen las piernas en su posición, los trapecios, que sujetan los hombros en su sitio, y hasta los bíceps, para ayudar a estabilizar el codo cuando lo demás está fatigado. Además de otros muchos músculos.

Pero los beneficios no acaban ahí.
Las flexiones ofrecen una enoooorme variedad, ya que puedes hacerlas de todas las formas que se te ocurran, cambiando las posiciones de las manos, de los pies, la postura del cuerpo, añadiendo peso, etc. De estas formas cambiarás las intensidades con las que actúan cada músculo, pudiendo hacer énfasis en los que te apetezcan:
Manos juntas, más tríceps. Manos muy separadas, más pectoral. Dedos mirando hacia abajo, más pectoral superior. Manos muy cerca del centro de gravedad, más deltoides.
Flexiones hindúes, flexiones haciendo el pino, flexiones a una mano, flexiones lastradas, flexiones con un pie levantado, etc.
Las posibilidades son muy numerosas, por lo que no tienes por qué aburrirte nunca.

En cantidades suficientes, las flexiones elevan el metabolismo, ya que pueden usarse frecuentemente y durante mucho tiempo, por lo que puede usarse en cualquier sesión de cardio normal o del puto HIIT (que está todo el mundo que no caga últimamente con él).

En mi opinión, no existe ningún otro ejercicio que te ayude a mejorar tus puñetazos mejor que éste (sobre todo realizadas explosivamente sobre los nudillos).

Las flexiones son gratis, no requieren de ningún tipo de equipación y se pueden hacer en muy poco espacio. Y te hacen sentirte un machote!!


ENTRENAR TODOS LOS DÍAS

En los últimos años, que se están aplicando los tests científicos de medición de todos los parámetros que se te ocurran a las pruebas físicas, se ha hablado mucho de que entrenar todos los días un mismo grupo muscular no es bueno.
Estas afirmaciones se apoyan en que cuando se ejercita un músculo, se producen microrroturas en él, y que es al reparar esas microrroturas cuando el músculo crece y se vuelve más fuerte. Y que, para ello, deben pasar entre 48 y 72 horas (entre 2 y 3 días, para los de la LOGSE).

PEEEEEERO!!
Digo yo que no siempre tendrá que tardar tanto tiempo el músculo en repararse. Que el tiempo de recuperación dependerá de la gravedad de la "lesión" y de los nutrientes de los que disponga para repararla. NO?

Así pues, por supuesto que si un día, te dedicas a hacer el animal y le metes mucha caña a un músculo (o grupo muscular), claro que necesitarás mucho tiempo para recuperarte.

Peeero. Si, en vez de eso, realizas un entrenamiento moderado, obviamente los tejidos se repararán en menos tiempo.

De la misma forma que no se tarda lo mismo en curarse un pequeño corte en un dedo, que un hachazo en un pié.
JODER!!
MÁS LÓGICO NO PUEDE SER!!
(que rima)

Luego están los trabajadores de curros "físicos", es decir, encofradores, mecánicos, albañiles, etc. Y los deportistas profesionales, como nadadores, gimnastas, patinadores, luchadores, bailarines de ballet, etc.
Todos ellos, realizan esfuerzos submáximos varias horas al día y entre 5 y 6 días a la semana.
Y tú me dirás si los músculos implicados no están desarrollados y no son fuertes.
¿Los antebrazos de un mecánico o un encofrador? ¿Las espaldas de un albañil? ¿O las espaldas y hombros de un nadador? ¿Las piernas de un patinador o de un bailarín? ¿El cuellaco y espalda de un luchador? Y no digamos nada de el super desarrollo de prácticamente todo el cuerpo de un gimnasta.
Todos ellos son desarrollados a base de entrenarlos muuuuucho casi todos los días.

Por no mencionar a mis amigos los animales salvajes, que todos los días "hacen ejercicio" y está todos cachas.

Así que, tu me dirás!


VOLUMEN DE TRABAJO.

Hablemos de matemáticas, ya que a los que hacen los estudios esos les gusta mucho hablar de números.

En cuanto a entrenamientos, se suele utilizar mucho la expresión "volumen de trabajo". Con ella se hace referencia a la cantidad de carga total de un entrenamiento.
Consiste, básicamente, en multiplicar el peso movido por el número de repeticiones totales de un entrenamiento.
O sea: Peso x Series x Repeticiones

Entonces!
Si alguien de 72 kg (como yo) hiciera 100 flexiones 6 días a la semana, el volumen de trabajo sería:
Peso levantado = 36kg (aprox)
Repeticiones = 100
Total = 3600kg
Volumen de trabajo semanal: 3600kg x 6 = 21600 kg (Nostamal!)

Ahora!
Imagina que tienes que repartir ese volumen de trabajo en tres sesiones semanales (en el mejor de los casos) de el ejercicio favorito de los que van al gimnasio el "PRESS BANCA"!
21600 dividido entre 3 = 7200kg cada sesión.
Si cada sesión consistiera en 5 series: 7200/5 =1440kg por serie
Que se puede traducir en 10 repeticiones con 144kg (muy poco probable).
Ó en 5 repeticiones con 288kg (menos probable aun).
Y eso en tres sesiones semanales, porque el press banca se suele entrenar una o dos veces a la semana, así los cálculos se disparan (echa cuentas).

Lo cachondo es que el cuerpo se recupera muuuucho más rápido de hacer 100 flexiones que de levantar 7200kg en un rato.


SERES QUE DAN EJEMPLOS REALES 

Ha habido, hay y habrá seres que han demostrado la efectividad de hacer flexiones todos los días, o casi.

HERSCHEL WALKER


To bruto.
El tío dice que su rutina diaria consiste en hacerse 1000 flexiones, 1000 abdominales y un montón de dominadas, sprints y sentadillas. En la foto tiene 47 años.

TYSON BECKFORD


Modelito guaperas. Dice que hace todos los días 500 flexiones y abdominales. Está en bastante buena forma el tío a sus 45 años.

CHARLES BRONSON (actor)


¿Qué se puede decir de él?
Mu bueno era haciendo de mejicano y de indio americano, pero era de Lituania. Estaba to cachas sobre todo a base de hacer flexiones a montones.

SAITAMA DE "ONE PUNCH MAN"


Bueno. Este a lo mejor no es real. Pero mola.

EL GRAN GAMA


Se dice que fue el más grande luchador de todos los tiempos. Se dice, también, que hacía unas 1000 flexiones y sentadillas diarias.

MASAHIKO KIMURA


Tío bruto bruto, donde los haya. Supercampeón de Judo. Supestamente, además de otros ejercicios, realizaba a diario 1000 flexiones y unos cuantos muchos combates.

GOKU


Ejem. Vaaale.
Este tampoco es real. Además, disponía de una sala de gravedad aumentada. Pero gracias a él, empecé a entrenar.
Y eso me lleva al siguiente:

YO!!


Sí. Procuro hacer todos los días muchas flexiones, desde hace muchos años.
Es más, me tiré unos tres años en mi adolescencia, haciendo todas las flexiones y abdominales que podía todos los días (después de ver "Bola de Dragón"), y, cuando me quise dar cuenta, tenía un perímetro torácico de 90cm.
Lo gracioso es que no lo hacía para ganar masa, lo hacía para ganar fuerza. Y, fíjate qué cosas, gané ambas!
Es cierto que después probé a practicar otros ejercicios de pecho más típicos, como el press banca, el press de suelo, aperturas en banco y chorradas así. Pero lo dejé porque no me gustaban. Siempre preferiré las FLEXIONES y los FONDOS EN PARALELAS o ANILLAS.

Podría seguir poniendo ejemplos.
Pero, de momento ya está bien.


CÓMO HACER TUS FLEXIONES DIARIAS

Pues, la respuesta más clara y sencilla a esta cuestión debería ser:
"Como te dé la gana! Pero hazlas!"

Puedes hacer todas las series que te apetezcan a lo largo del día, siempre que tengas ganas y ocasión. Así, podrás hacer un montón mu grande a lo largo de la semana.

Puedes usarlas como el elemento principal de tus entrenamientos, por series y repeticiones marcadas.

Puedes usar "la baraja de cartas" pero sólo con flexiones. Al terminar la baraja habrás hecho 380 flexiones, en muy poco tiempo (y sudarás un montón).

Puedes realizar un número determinado de flexiones, en el menor tiempo posible, al final de tus entrenamientos.

Puedes hacerlas un día estrictas por series, rápidas para potencia, muy lentas y concentradas para fuerza, etc.

Mi opción favorita, que es la que estoy haciendo actualmente, es éstas dos últimas combinadas. Incluso los días que no entreno, porque estoy enfermo, procuro hacer mis 100 flexiones y 100 sentadillas hindúes con lastres, en el menor tiempo posible. Además de mis abdominales.

Y éstas son unas poquitas ideas, entre muchas más, para hacer tus flexioncitas diarias.

La cuestión es que nunca dejes de hacer este fabuloso ejercicio, que nos recuerda que en algún momento de la evolución, andábamos a cuatro patas, y que nos acerca a la tierra (cada vez que haces una flexión).

Espero que os haya servido de algo, y si no, pues os aguantáis.

ENTRENAD Y COMENTAD!
Mierdecillas

domingo, 7 de febrero de 2016

Ishi Sashi Caseros y Baratísimos


Hey hey!!

Después de muchos años entrenando artes marciales. Y habiendo entrenado sobre todo Karate de verdad.
He estado más de una vez con las ganas de comprarme unos ishi sashi, por el tema del hojo undo.
Obviamente no lo he hecho. Sobre todo porque nunca me ha sobrado tanto el dinero como para gastarme la burrada que te piden por ellos.

Para los que no lo sepan, los ishi sashi son unas pesas que se usan en Japón para ejercitarse. Pero vienen, realmente de China, donde las usan con mucho más peso. Y, si te pones quisquilloso, puedes decir que los antiguos griegos usaban unas cosas muy parecidas que llamaban "halteras".

Así pues, como puedo jactarme de ser ingenioso, decidí construirme unos.
Son ligeros, pero cumplen su función, que es activar ciertos músculos implicados en algunas técnicas. Como al realizar Sanchin, te ayudan a iniciar el estímulo de tensión muscular. También puedes practicar kata con ellos agarrados, para mejorar la tensión y la técnica.

Así pues, sin más chorradas, voy a pasar a explicar la construcción.

Materiales:
- Un par de percheros de madera (90 céntimos cada uno).
- Un palo.
- Un par de adoquines de hormigón (los encontré tirados).
- Cinta americana
- Cuatro tornillos roscamadera.
- Taladro o barrena manual, sierra, lápiz, lima de madera y lija.

Coste total: Unos tres euros.

1. Comenzamos comprando un par de percheros mismo de maderita de los que se venden en las tiendas de "todo a un euro", "hiper asia", etc. Me costaron cada uno 90 céntimos.


2. Cortas con una sierrecita los cabezales. A ser posible, comprueba que ambos queden cortados a la misma longitud, no seas tarugo.


3. Con una lima de madera les haces un rebaje semicircular para que encaje correctamente el cacho de palo que hará las funciones de asa.
4. Realizas un par de taladros en el asa, de manera que coincidan con los palitos que hemos rebajado. A éstos también les haremos un agujerito para guiar a los tornillos que les vamos a meter.
Atornillamos el asa a los palitos y la cosa queda de esta manera:



5. Presentamos la pieza sobre el adoquín y señalamos con lápiz (o lo que quieras) la posición correcta y centrada.
Antes de liarlo todo con la cinta americana, yo le eché un par de pegotes de pegamento de contacto, para evitar que se moviese demasiado durante la manipulación. Pero no es necesario.


6. Una vez que le has dado unas cuantas pasadas con la cinta americana, la cosa puede quedarte de esta forma:

Ya sé que parecen planchas para la ropa!

Cada uno pesa dos kilos y poco.
Es poco peso para lo que abulta. Pero el precio es casi inmejorable.
Puedes ponerle otro adoquín, duplicando el peso y el tamaño. Pero para la gilipollez que es, a mí me vale con eso.

Aquí os dejo un vídeo donde demuestro algunas cosas que se pueden hacer con ellos.


Sin nada más que decir. Espero que os haya gustado.
Y, si no, pos taguantas.

sábado, 9 de enero de 2016

Diagnóstico: GILIPOLLAS



Gilipollas: Que es excesivamente tonto, estúpido o lelo.

Desglosémoslo:
  • Tonto: Que tiene poco entendimiento o inteligencia.
  • Estúpido: Que muestra torpeza o falta de entendimiento para comprender las cosas.
  • Lelo: Que no se entera de lo que ocurre o de lo que se le dice por distracción, falta de viveza o falta de inteligencia.
Resumiendo:
Gilipollas es alguien que muestra excesivamente poca inteligencia o entendimiento, y/o que no se entera de las cosas por excesiva distracción.

Y, ¿a dónde quiero llegar?
A que vivimos en un mundo hecho por y para gilipollas.

Ves un niño que la está liando parda porque sus padres no le dan lo que quiere. Seguro que la explicación de los padres es que el niño es muy nervioso.
¡Pero NO!
¡No te confundas!
Ese niño es GILIPOLLAS, porque sus padres son GILIPOLLAS y le han malcriado y maleducado.
Incluso te pueden llegar a decir que le han llevado a un psiquiatra o un neurólogo (o a ambos) y que le han diagnosticado "hiperactividad" (de libro).

¡Claro! Ellos no saben que más de la mitad de los psiquiatras y neurólogos tienen acuerdos económicos con las farmacéuticas (es decir los que hacen las medicaciones que ellos recetan).
¡Tócate los pies!

Vas conduciendo y ves que más de la mitad de los coches van a toda ostia y/o haciendo maniobras absurdas, como cambiarse de carril sin motivo, ir por en medio de los dos carriles, cruzarse por delante de la trayectoria de otros vehículos, frenar en medio de una recta, etc.
Y seguro que ellos te darán alguna explicación:
Que si es que llegaba tarde, que si estaba mirando un segundo la guantera y se ha despistado, que si el niño ha llorado, que si se cagaba, que si es que los demás van muy despacio, que si el sol les estaba dando en los ojos, ...
Pero la explicación es mucho más sencilla:
Es que son GILIPOLLAS.

Alguien te da una mala contestación y se comporta de forma defensiva contigo sin que tú le hayas dado un motivo.
Te puede llegar a decir que si es que le ha venido la regla, que si es que en ese momento estaba agoviado/a, que si es que cuando estás enfadado dices cosas que no piensas...
NO
Es que es gilipollas!!
Porque, que yo sepa, todo lo que decimos sale de nuestro cerebro; por lo tanto SÍ que lo piensas. Otra cosa es que ni siquiera tengas cojones de reconocerlo (puto cobarde).

Ves que la mayoría de los seres que te rodean en un sitio público están achaparrados con la poca atención de que disponen centrada en las pantallitas de sus teléfonos. Horas y horas.
Te pueden decir que no están tanto rato, que estaban leyendo una cosa que les habían mandado, que sí que te estaban haciendo caso pero que en ese momento se habían despistado...
Son gilipollas. No hay más.
Estar ido de lo que te rodea tan a menudo, que yo sepa, si no se debe a algún tipo de enfermedad o lesión mental, no es respetable.
Porque, ¿en qué se diferencia eso de los que se meten alguna sustancia y se quedan agilipollados varias horas?
Y la mierda esa de dispositivos electrónicos, son una de las mejores y más eficaces herramientas de control de masas que se hayan creado jamás.

Estás gordo porque comes sin moderación (de ésto ya he hablado). Y, cuando te lo señalan (que, por lo visto, está feo hacerlo) te pones borde o das excusas.
Y no.
Estás gordo porque eres gilipollas.

Podría seguir.
Pero no lo haré.

Aunque podría.
Pero no lo haré.

Sólo diré que, en este mundo de putos mierdas hipócritas y cobardes en el que vivimos, los patéticos seres insignificantes que lo pueblan están más ocupados desarrollando excusas para cubrir sus miserias, que haciendo algo realmente para mejorar.
Para ellos, es más fácil esforzarse en crear una excusa y ponerle un nombre que parezca científico, que aceptar la realidad y ponerse las pilas.

El trastorno por déficit atencional con hiperactividad no existe, se lo inventó el tío que hizo el primer diagnóstico para no decirle a los padres que lo estaban haciendo como el culo, y para comercializar anfetaminas.

La ansiedad con cuadro depresivo no existe. Es un estado de ánimo causado por uno mismo, que no quiere aceptar la realidad. No existe el virus de la depresión.

Niños nerviosos han existido siempre. Al igual que niños tranquilos.
La excesiva mala educación es algo que se da en entornos estúpidos, como éste.

La "Navaja de Occam" es una de las ideas más acertadas que existen. Nos dice que, ante múltiples explicaciones para un hecho, la más sencilla suele ser la correcta.

En estos casos, y en muchos otros, la explicación más sencilla y clara es:
Que vuestro mundo es GILIPOLLAS.

Es el diagnóstico realista que todos esos "especialistas" no tienen los cojones de emitir. Ya que llenan sus bolsillos y su ego con ello.

Sabéis que tengo razón.
Pensad sobre ello y observad.
Y veréis que es cierto.

Hasta otra, mierdecillas.
No me seáis gilipollas. Por favor.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Masa con Calisténicos: Deltoides Posterior y Pectoral Superior

El canguro tocachas te vigila


Todos queremos tener una apariencia, cuanto menos, equilibrada. Es decir, que nuestro físico guarde unas proporciones que, al menos, nos parezcan agradables o correctas a nosotros mismos.

La gran mayoría, queréis poneros cachas.

A los que leéis este blog, imagino que os gustan los ejercicios calisténicos. Sobre todo porque son gratis. Y porque se pueden hacer cosas mucho más chulas con el propio cuerpo que con equipación.
Tu me dirás qué tiene de chulo meterte en una maquinita y mover unas cuantas poleas un rato. Pff!

Si habéis entrenado con calisténicos ya durante un tiempo, imagino que tendréis la sensación de que se os está escapando algo. De que ha ciertas zonas del cuerpo que no se os están desarrollando de la misma manera que las más llamativas.
Dos de éstas zonas "difíciles" suelen ser el deltoides posterior y el pectoral superior. O sea, la parte que redondea los hombros y el principio del canalillo de la parte superior del pecho.

El Deltoides Posterior:

Los músculos deltoides se dividen principalmente en tres partes: anterior, medio y posterior.

  • La porción anterior (la frontal) es la más fácil de trabajar, ya que se encarga de elevar el brazo hacia delante, así que interviene en ejercicios como flexiones, fondos, el pino, etc.
  • La porción media se encarga de elevar el brazo hacia fuera del cuerpo. Así que interviene en ejercicios como el puente, flexiones laterales y remo invertido. Es menos fácil de trabajar que la anterior, pero más difícil que la posterior.
  • La porción posterior es la más difícil de trabajar! Se encarga de elevar el brazo hacia atrás, como si dieras un codazo hacia atrás. Se trabaja un poco en las dominadas con agarre supino (dedos apuntando arriba), y mucho en ejercicios con pesas tales como remo al mentón y aperturas inclinado.

Las porciones media y posterior, sobre todo esta última, son las que dan la apariencia de redondez a los hombros. Además, si añadimos unos trapecios bien desarrollados, conseguiremos esa apariencia de hombros ideal. Pero, lo más importante, es que tendremos una fuerza equilibrada y considerable en la parte superior del cuerpo.

¿Cómo podemos conseguirlo con calisténicos?

Realizando Remo Invertido con los pies elevados y codos hacia fuera, o como lo quiero llamar yo:
"Remo invertido al mentón".

Este ejercicio puedes hacerlo casi en cualquier sitio: debajo de una mesa, colgando de unas cuerdas, con un suspesion training system, unas anillas de gimnasia, etc.
La cuestión es que te puedas colgar boca arriba y colocar los pies (o las rodillas) elevados, de manera que el torso esté inclinado con la cabeza hacia abajo. El agarre debe ser prono, es decir con las palmas de las manos mirando al frente.
Al realizar el tirón, debes llevar los codos hacia fuera.

En este ejercicio realizamos un movimiento muy parecido al que realizaríamos con remo al mentón con pesas. Así pues, trabajaremos principalmente los deltoides lateral y posterior y los trapecios; y, además, los bíceps y antebrazos.
¡¡Tu me dirás si no tiene ventajas!!

Una imagen vale más que mil palabras (a veces):

Extensión
 
Contracción

¿¡Os habéis fijado en la equipación cara que utilizo!? Y Pinochio a mi lado!!


Te aseguro que, después de realizar unas cuantas series de este ejercicio, tendrás una apariencia que te molará muuucho. TO CACHAS.


Y QUÉ PASA CON EL PECTORAL SUPERIOR?

Resulta que los músculos pectorales no son uno solo a cada lado, sino tres (como mínimo).

  • El sternal se encarga de "empujar hacia delante y hacia abajo". Es el que más fácilmente se trabaja y el que más potencial de desarrollo tiene. Por eso, si haces mucho trabajo de pecho a granel, es esta parte la se pondrá grande, dando una apariencia, a veces, muy tetuda. La mayoría solamente hacen fondos y flexiones para desarrollar los pectorales, y así pasa. Yo mismo caí en ese error.
  • El costal se encarga de "terminar" el movimiento empujando hacia abajo. También se trabaja fácilmente, pero suele pasar desapercibido, el pobre.
  • El CLAVICULAR es el que nos interesa!! Se encarga de, con el brazo elevado en un ángulo de 90º con respecto a la vertical, acercarlo al cuerpo horizontalmente y elevarlo. Imagínate que das un codazo hacia dentro y hacia arriba. Es difícil de trabajar de forma aislada, y es el responsable del canalillo y la apariencia elevada y más cuadrada de los pectorales; más equilibrada. Se puede trabajar con presses con palmas hacia arriba, o presses inclinado con agarre muy cerrado. Apenas se trabaja con los presses inclinados normales; debido a la posición de las manos, los presses inclinados suelen desarrollar más los deltoides anteriores.
¿¡Y con caliténicos!? ¿¡Eh!?

Pues con Fondos en el suelo con "agarre" revertido.
Consiste en que desde la posición de fondos en el suelo normales (flexiones tolavida), colocas las manos de manera que los dedos apunten hacia tus pies, en vez de hacia tu cabeza.
La posición de las manos quedará un poco más cerca del centro de equilibrio del cuerpo, por lo que habrás de esforzarte más que con las flexiones básicas (mueves más peso). Unido eso a que estás usando más un musculito que casi no usabas, te cagarás en todo cuando veas que a partir de la décima repetición apenas puedes levantarte más.

Extensión y posición inicial

Flexión

Tras unas tres o cuatro (o diez) series de este ejercicio, podrás ver (o si no palpar), en la parte superior del esternón, la intersección de los dos musculines guays.
Moola!


¿CÓMO USAR ÉSTOS EJERCICIOS?

Ambos ejercicios podrían considerarse de intensidad moderada, por lo que el rango de repeticiones que recomiendo es entre 10 y 20.

En cuanto al número de series a realizar, dependería de tus intereses.
Mi recomendación, basándome en los resultados que he obtenido, es que realices entre 3 y 5 series, si los estás utilizando como ejercicios secundarios en una sesión de entrenamiento; o entre 6 y 10 series si los estás usando como ejercicios principales en una sesión.

¡POR EJEMPLO!:

  • Sesión A (Tocachas general)
- Ejercicios Principales: 
Dominadas en superset (superseries) con Fondos en paralelas: 3-5 series de 8-12 repeticiones.
- Ejercicios Secundarios:
Remo invertido al mentón en superset con Flexiones con "agarre" revertido: 3-5 series de 10-20 repeticiones.

  • Sesión B (Tocachas con alas o espaldero)
- Dominadas variadas: 10 series. Submáximas repeticiones. Superset con...
- Flexiones agarre revertido: 10 series. Submáximas.

  • Sesión C (Tocachas pechotes)
- Fondos en paralelas: 10 series. Submáximas. Superset con...
- Remo invertido al mentón: 10 series. Submáximas.


Y ya, poco más quiero decir.
Por si acaso, ahí dejo un video:



Que lo probéis, so mierdecillas, y me comentéis los resultados.

Y, recuerda:
Sois unos mierdas. Pero más mierda es el que se queja y no hace nada.

MEMOS!!